Acercando la Justicia a la ciudadanía

La justicia gratuita y las tasas judiciales, en el ring

La justicia gratuita y las tasas judiciales, en el ring de boxeo

El ministro de Justicia ha anunciado que elevará el umbral de ingresos para acceder a la justicia gratuita para que más personas sin suficientes ingresos puedan solicitarla. La medida forma parte del anteproyecto de reforma de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita, presentado en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, entre sus palabras y lo recogido en el texto existe una diferencia.

Hasta ahora, el límite se realizaba calculando el doble del salario mínimo interprofesional. Si la reforma sale adelante, se calculará, según ha anunciado Gallardón, multiplicando 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), con el que se calcula el umbral de ingresos para ayudas, becas, subsidios de desempleo, subvenciones… Sin embargo, el texto fija el listón de ingresos en el doble del IPREM. Y entre uno y otro, los números cambian.

En cifras, hasta el momento pueden solicitar asistencia jurídica gratuita quienes no perciben más de 14.910 euros brutos al año (1.242 euros al mes). Con la reforma –según Gallardón-, podrán solicitarla quienes ingresen anualmente un máximo de 15.975 euros brutos (1.331 euros).

Valiéndonos del texto del anteproyecto, el acceso se reduciría a quienes perciban menos de 1.065 euros. En la suma se incluye a la unidad familiar, lo que Justicia define para este caso como el matrimonio o pareja de hecho –o uno de sus miembros- y sus hijos menores, a la que se suman los hijos mayores de edad que convivan con sus progenitores o con uno de ellos y perciban ingresos. En este caso, sus ingresos también se sumarían al cómputo.  

Nos encontramos entonces ante dos posibilidades.

  • Si lo correcto es lo reflejado en el anteproyecto, se endurecerían los requisitos, excluyendo de la justicia gratuita a muchos ciudadanos que carecen de recursos para costearse un abogado.
  • Si se multiplica por 2,5 veces el IPREM, como ha anunciado Gallardón, se amplía el abanico de personas, lo que parece una buena medida. Pero si miramos la letra pequeña, ¿cómo es posible que más ciudadanos tengan abogado de oficio cuando el propio ministro insiste en que es necesario que las tasas judiciales financien la justicia gratuita y cuando tantas partidas sufren recortes? A más recortes, menos efectivos. Entonces, ¿cómo van a efectuar una buena defensa de los ciudadanos?

A estos cambios, hay que sumar el proyecto de ley de las tasas judiciales, que prevé que estas sirvan para financiar la justicia gratuita. Abogados, juristas, fiscales, peritos… Todos los colectivos judiciales han mostrado su rechazo a esta reforma, al considerarla anticonstitucional porque limita el acceso a la justicia. Para que nos entendamos. Si el proyecto de ley se aprueba, entraría en vigor el 1 de enero. Por tanto, a partir del próximo año si recurres una multa de tráfico de 200 euros, tendrás que pagar otros 450 euros en concepto de tasas judiciales, más los gastos de abogado y procurador… ¿Resulta rentable para ti?
 

Publicado el 12 de noviembre de 2012. Leer más de:   Ministerio de Justicia. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

Las víctimas de violencia de género, ¿más protegidas?

Las víctimas de violencia de géneros, ¿más protegidas?

En el primer trimestre de 2012 se presentaron en España 30.895 denuncias por violencia sobre la mujer. Los datos, facilitados por el Observatorio contra la violencia doméstica y de género, subrayan una problemática para la que aún queda mucho por hacer. Una brecha que se abre cuando, en lo que va de año, 38 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas. Aunque el número parece que ha descendido (en 2011 se produjeron 61 muertes violentas), se deben cubrir todos los vacíos legales existentes para condenar a los agresores antes de que haya que lamentar más víctimas. La reforma del Código Penal, remitida ya a las Cortes Generales, incluye nuevos delitos con el fin de aumentar la protección a las víctimas de la violencia machista. Sin embargo, ¿estas medidas serán suficientes para disminuir el número de agresiones y muertes violentas o crees que habría que endurecer también las penas existentes? Os contamos cuáles son estas novedades:

  • El matrimonio forzado se penará con hasta tres años de cárcel.  Se castigará la violencia o intimidación para obligar a contraer matrimonio y la violencia, intimidación o engaño para forzar a abandonar el territorio nacional o no regresar por obligar a contraer matrimonio fuera del país.
  • Se castigará el acecho u hostigamiento a la víctima, como llamadas reiteradas o vigilancias, hasta con dos años de cárcel.
  • La difusión de imágenes o vídeos íntimos sin que la protagonista lo sepa también será delito, aunque se obtuvieran con su permiso. La pena oscilará entre los seis meses y los tres años de prisión. Hasta ahora solo se castigaba el apoderamiento o interceptación de cartas o mensajes privados de la víctima, pero existía un vacío legal cuando era esta quien se los había facilitado. 
  • La inutilización de dispositivos electrónicos usados para controlar el cumplimiento de penas también será delito. 

¡Déjanos tu opinión! 
 

Publicado el 29 de octubre de 2012. Leer más de:   Violencia de género. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

¿Puedo obtener la doble nacionalidad?

¿Puedo obtener la doble nacionalidad?

La doble nacionalidad se da cuando una persona es nacional en dos países a la vez. Sin embargo, esto no quiere decir que esté sometida al mismo tiempo a ambas legislaciones sino que se da “preferencia” a una de ellas. Normalmente al país donde resides. Esto se aplica a cuestiones como obtener el pasaporte, la protección diplomática, el ejercicio de los derechos civiles y políticos, los derechos de trabajo y de Seguridad Social y las obligaciones militares.

En España puedes tener doble nacionalidad cuando:

  • Eres hijo/a de un matrimonio en el que uno de los progenitores es español y el otro de otra nacionalidad.
  •  Siendo español/a adquieres después otra nacionalidad sin perder la primera. Esto se da solo en casos en los que España tiene convenios por doble nacionalidad. Los países en los que existe este acuerdo son los países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial y Portugal. Se considera país iberoamericano a aquel en el que el español o el portugués es una de las lenguas oficiales. Por ejemplo, Puerto Rico sí se considera país iberoamericano, pero no Haití, Jamaica, Trinidad y Tobago y Guyana.

También te puedes encontrar en otros supuestos:

  • Naciste en un país que tiene firmado el convenio de doble nacionalidad y quieres obtener la española. Puedes consultar aquí si cumples los requisitos para solicitar la nacionalidad y presentar la documentación requerida en cada caso.
  • Tienes doble nacionalidad de otros países, pero quieres la española. Si ya tienes doble nacionalidad, por ejemplo, colombiana y británica y quieres adquirir la nacionalidad, deberías renunciar a la británica. En cambio, la colombiana podrías mantenerla ya que Colombia es iberoamericano.
Publicado el 22 de octubre de 2012. Leer más de:   Registro Civil y Juzgados de Paz. 220 comentarios.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

Me he casado en el extranjero, ¿cómo legalizo mi matrimonio?

Cómo legalizar tu boda si te has casado en el extranjero

El amor no entiende de fronteras. Si eres español y te has casado con una persona extranjera o quieres contraer matrimonio en un país extranjero, debes saber que este no tiene validez en España de manera automática. Por tanto, tampoco tiene efectos jurídicos hasta que lo legalices aquí.¿Cómo? Inscribiéndolo en el Registro Civil, nosotros te explicamos cómo se hace.

Existen dos posibilidades. Una es inscribirlo en el Registro Civil del Consulado español más cercano al lugar donde os habéis casado y que ellos se encarguen de los trámites para que quede registrado en el Registro Civil Central, ubicado en Madrid. La otra opción es que los contrayentes acudáis al Registro Civil Central. En cualquier caso, la documentación a aportar varía, ya que diferencia entre boda canónica y boda civil.

Si la boda ha sido por la iglesia hay que presentar:

  • La certificación eclesiástica que expresará las circunstancias exigidas por la legislación.
  • Certificado literal de nacimiento del cónyuge español o del que se hubiera naturalizado, expedido por el Registro Civil español.
  • Certificado de nacimiento del cónyuge extranjero.
  • Documento Nacional de Identidad del nacionalizado español.
  • Acreditación del domicilio del promotor en España.
  • Hoja declaratoria de datos.

Si ha sido por lo civil:

  • Certificado de matrimonio expedido por el Registro Civil local extranjero.
  • Certificado literal de nacimiento del cónyuge español o del que se hubiera naturalizado, expedido por el Registro Civil español.
  • Certificado de nacimiento del cónyuge extranjero.
  • Documento Nacional de Identidad del nacionalizado español.
  • Acreditación del domicilio del promotor en España.
  • Hoja declaratoria de datos.
  • Además, si uno de los contrayentes está divorciado debe aportar el certificado literal del anterior matrimonio en el que conste nota marginal de su disolución y la sentencia de divorcio. En caso de viudedad, tienes que presentar el certificado literal de defunción del anterior cónyuge.

Una vez que hayáis inscrito vuestra unión, podréis solicitar al Registro Civil Central el certificado de matrimonio cuando lo necesitéis.

Publicado el 18 de octubre de 2012. Leer más de:   Registro Civil y Juzgados de Paz. 220 comentarios.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

¿Cómo se desarrollan los juicios?

¿Cómo se desarrollan los juicios?

Juicios Civiles, Laborales, Penales, son términos que forman parte de nuestra vida pero no siempre conocemos en qué se diferencian unos de otros, aquí te queremos explicar de forma sencilla cómo se desarrollan cada uno de los juicios. Existen cuatro clases de juicios, los civiles, penales, contencioso-administrativos y los  juicios laborales. Cada uno de ellos tiene unas peculiaridades diferentes en su desarrollo.

¿Cómo se desarrolla un juicio civil?

Casi toda su tramitación es por escrito y comienza con la demanda, que se le comunica al demandado. Este deberá contestar obligatoriamente en el plazo legal que se le conceda (para cada clase de juicio es diferente).

Se concede un plazo improrrogable para que las partes (demandante y demandado), por escrito, propongan las pruebas que crean oportunas (testigos, documentos, periciales, etc...).

Practicadas las pruebas propuestas, el juez dicta sentencia. Si no se está de acuerdo con la sentencia, se puede apelar ante la Audiencia Provincial, quien resuelve en sentencia definitiva. Sólo en casos especiales se permite recurrir al Tribunal Supremo.

¿Cómo se desarrolla un juicio penal?

Por contraposición con el civil, su tramitación es fundamentalmente oral, y, dependiendo de la gravedad del delito o falta cometida, se celebrará en el Juzgado de Instrucción (pequeñas lesiones, hurtos de escasa entidad, insultos, accidentes de tráfico, etc...), Juzgados de lo Penal (delitos en general), y Audiencia Provincial (delitos graves), donde también se desarrolla el juicio por Jurado.

Tras una primera fase de investigación -conocida como instrucción- de los hechos denunciados y formulada la acusación contra el presunto culpable, se señala fecha y hora para la vista del juicio oral, que se comunica a todos los intervinientes, los cuales tienen obligación legal de acudir.

Comienza con las declaraciones del denunciado o acusado, posteriormente del denunciante o perjudicado. Las argumentaciones de cada uno de ellos se intentan probar mediante testigos, si los hubiere, documentos, pruebas periciales, técnicas, médicas forenses, etc., transcurrido lo cual, el fiscal y los abogados de las partes efectúan oralmente un resumen de las pruebas (discurso conocido como informe) en el que se recuerda al Juzgado y al Tribunal las peticiones de condena o absolución, en su caso, quedando el juicio visto para sentencia.

¿Cómo se desarrolla un juicio contencioso-administrativo?

Básicamente como el juicio civil, con la peculiaridad de que a la Administración le defienden sus propios abogados, y la tramitación que, también como el juicio civil, es por escrito, se lleva a cabo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

¿Cómo se desarrolla un juicio laboral?

Una vez presentada la demanda ante el juzgado de lo social, éste cita al demandante y al demandado, señalando el día y la hora en que se celebrará el juicio, que también es oral y público. Las partes deberán acudir con todas las pruebas que justifiquen sus pretensiones (contratos laborales, hojas de salarios, testigos, peritos, etc.), que se presentarán ante el juez, quien tras el estudio de todas ellas dictará sentencia.

Si no se está de acuerdo con la sentencia, salvo excepciones, se puede recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia.

¿Quieres saber más sobre  qué clase de juicios hay? En Justizia.net puedes obtener más información.
 

Publicado el 1 de octubre de 2012. Leer más de:   Poder Judicial. 6 comentarios.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +