Acercando la Justicia a la ciudadanía

Euskaraldia arranca hoy con 196.000 personas apuntadas

Euskaraldia arranca hoy con 196.000 personas apuntadas

La iniciativa Euskaraldia: 11 egun euskaraz arranca hoy. Este ejercicio social, que se realizará simultáneamente en toda Euskal Herria, tiene por objeto cambiar los hábitos lingüísticos e impulsar el uso del euskera. Las personas inscritas en este ejercicio desempeñarán durante 11 días el rol de ahobizi o belarriprest. Durante esos días, los ahobizi hablarán en euskera a todas aquellas personas que entienden la lengua y su primera palabra dirigida a las personas desconocidas será también en euskera (si entienden la lengua, continuarán hablándoles en euskera).Las personas que vayan a desempeñar el rol de belarriprest, por su parte, invitarán a todos sus interlocutores con la suficiente aptitud para hablar en euskera a que lo hagan en la conversación que vayan a entablar. La organización ha destacado la importancia de este ejercicio social.

El acto de apertura de Euskaraldia se ha celebrado en Baiona. En el acto han participado representantes de las entidades e instituciones organizadoras, miembros de comisiones locales, entidades promotoras y una representación de las personas que desempeñarán los roles de ahobizi o belarriprest. Además, han participado en el acto Jean-René Etchegaray, Presidente de Euskal Hirigune Elkargoa y alcalde de Baiona; Beñat Arrabit, presidente de Euskararen Erakunde Publikoa y vicepresidente de política lingüística de Euskal Hirigune Elkargoa; Bingen Zupiria, consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco; Paula Kasares, Directora del Servicio de Planificación y Promoción del Euskera de Euskarabidea - Instituto Navarro del Euskera; Elena Laka, presidenta de Euskaltzaleen Topagunea; y Arrate Illaro, miembro de Euskaltzaleen Topagunea y coordinadora de Euskaraldia. En el acto también han tomado la palabra diversos miembros de las comisiones colaboradoras en la organización de Euskaraldia así como varias de las personas que desde mañana desempeñarán los roles de ahobiziybelarriprest. Asimismo, las personas presentes en el acto han podido disfrutar de las actuaciones ofrecidas por Maddi Oihenart, Ruper Ordorika, Odei Barroso, Alaia Martin y Maryse Urruty.

Datos de las inscripciones

Aunque el plazo de inscripción que comenzó el 20 de septiembre aún sigue abierto (estará abierto los primeros días de Euskaraldia para las personas que decidan a última hora inscribirse en el ejercicio), en el acto de presentación celebrado en Baiona ya se han dado a conocer los datos de las personas que participarán en sus roles de ahobizi y belarriprest.

Las personas participantes tienen que cumplir dos requisitos para suscribirse: ser mayores de 16 años y entender euskera.405 localidades y cientos de entidades de Euskal Herria han tenido la ocasión de inscribirse, gracias a la colaboración de los miles de voluntarios que han trabajado en las comisiones.

En total, han sido 196.000 las personas que se han inscrito en Euskaraldia, por lo que se prevé que el nivel de participación será alto en el ejercicio que se pondrá hoy en marcha. Del total de participantes un 74% desempeñará el rol de ahobizi mientras que el 26% restante desempeñará el rol de belarriprest.

Según los territorios, estos son los datos de las personas participantes:

  • En Araba 17.500
  • En Bizkaia 68.500
  • En Gipuzkoa 84.000
  • En Ipar Euskal Herria 5.500
  • En Navarra 20.500

En cuanto a las características de los participantes, cabe destacar que el 63% de las personas inscritas son mujeres, y en lo que respecta a la edad, personas de todas las edades a partir de los 16 años participarán como belarriprest y ahobizi en el ejercicio que comenzará el 23 de noviembre y finalizará el 3 de diciembre. Se ha hecho especial hincapié en la gran aceptación que ha tenido la iniciativa entre la juventud. Según los tramos de edad, las inscripciones han quedado distribuidas de la siguiente manera:

  • Un 18% de las personas inscritas están en el tramo de edad entre los 16 y 25 años.
  • Un 18% entre los 26 y 35 años.
  • Un 28% entre los 36 y 45 años.
  • Un 19% entre los 46 y 55 años.
  • Un 12% entre los 56 y 65 años.
  • Un 5% a partir de los 65 años.

Los portavoces de Euskaraldia también han señalado que han habido miles de personas colaborando en los preparativos del ejercicio, muestra del empoderamiento que está adquiriendo.

Un gran apoyo

La presentación de Euskaraldia tuvo lugar el 23 de noviembre de 2017, en una rueda de prensa ofrecida en el Teatro Arriaga de Bilbao.

Para entonces había transcurrido un período de seis meses de trabajo dedicado al diseño, presentación y composición de la red de promotores de Euskaraldia. Por lo tanto, ha sido una labor que ha durado año y medio hasta llegar a las puertas de la celebración de Euskaraldia.

El equipo de coordinación ha estado formado por Euskaltzaleen Topagunea, Gobierno Vasco, Gobierno de Navarra, Ipar Euskal Herriko Euskararen Erakunde Publikoa, así como la entidad Euskal Hirigune Elkargoa.Pero además, Euskaraldia ha contado con una red compuesta por 180 entidades de todo tipo. Entre estas entidades se encuentran los agentes sociales, las instituciones públicas, empresas y demás agentes sociales. De todas formas, la red ha sido mucho más amplia, teniendo en cuenta que han sido muchos los promotores del euskera, las organizaciones y otras entidades (agentes sociales, asociaciones y empresas) las que han participado en la organización de Euskaraldia en las distintas localidades.

Ejercicio: llamamiento a un cambio de hábitos lingüísticos

Los organizadores han finalizado el acto agradeciendo el gran apoyo recibido estos dos últimos meses tanto en las distintas localidades como por parte de los organismos y haciendo un llamamiento a la adhesión al ejercicio. Esta amplia adhesión será el estímulo para la participación activa de la ciudadanía en el ejercicio social, según los portavoces de Euskaraldia. De hecho, este ejercicio trata de romper inercias en las relaciones cotidianas y de orientar los hábitos lingüísticos hacia el euskera por parte de los participantes que han optado por desempeñar los roles de ahobizi y belarriprest. Por ello, hace un llamamiento a todos los participantes para que lleven a cabo este ejercicio con ilusión y firmeza.

Publicado el 23 de noviembre de 2018. Leer más de:   Euskara y Justicia. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

Convocatoria del curso de Organización Judicial on-line para integrantes de la bolsa de trabajo (noviembre de 2018)

Convocatoria del curso de Organización Judicial on-line para integrantes de la bolsa de trabajo (noviembre de 2018)

La Dirección de la Administración de Justicia oferta el curso de Organización Judicial, modalidad online, dirigido específicamente a integrantes de la bolsa de trabajo.

Condiciones:

  1. El curso está dirigido a todos aquellos integrantes de la bolsa de trabajo de los Cuerpos de Gestión, Tramitación y Auxilio Judicial de la Administración de Justicia sin experiencia laboral en la Administración de Justicia.
  2. La auto-matrícula se realizará por medio de un correo electrónico a la siguiente dirección: justiziagela@justizia.eus solicitando la matrícula en el curso, con todos los datos del solicitante (nombre, apellidos y DNI), incluida una dirección de correo electrónico. Si no es posible la auto-matrícula por medio de e-mail se realizará la misma por medio de fax (945 01 91 52).
  3. El plazo de auto-matricula se abrirá el mismo día de la publicación y se cerrará el 16 de noviembre a las 08:00 horas.
  4. Entre los días 19 y 20 de noviembre se remitirá un correo electrónico a los admitidos en el curso con el usuario, la contraseña y las instrucciones de cómo acceder al curso.
  5. Se ofertan 300 plazas, siendo preferente para la selección el orden en la bolsa de interinos.
  6. El curso comenzará el 20 de noviembre a las 16 horas y finalizará el 12 de diciembre a las 8 horas. Durante este plazo estará a disposición de los alumnos el acceso online al curso.
  7. El curso está compuesto de módulos. Cada uno de los módulos finalizará con un test de auto evaluación que permitirá al alumno conocer su grado de avance, a fin de que pueda repetir el módulo las veces que sean necesarias hasta su perfecta comprensión y aprendizaje.
  8. Para poder tener derecho a realizar el examen el alumno tendrá que ver en pantalla todos los módulos de los que consta el curso y tendrá que hacer todos los test del curso.
  9. Finalizado el curso, el 12 de diciembre a las 16:00 horas se abrirá el plazo para la realización del examen online y se cerrará el 19 de diciembre a las 08:00 horas, del curso. Una vez superado el curso, el integrante de la bolsa podrá ser llamado para realizar sustituciones.
Publicado el 9 de noviembre de 2018. Leer más de:   Formación y empleo público. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

Los derechos, paso a paso III: derecho al divorcio

Hoy en día existen modelos de familia que hace varias décadas serían sencillamente impensables en Euskadi; donde ahora conviven parejas de hecho, matrimonios entre personas del mismo sexo o familias monoparentales… antes sólo existían dos opciones: el matrimonio heterosexual o la soltería.

Pareja enfrentada y gato en medio observándola

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esa línea, las normas jurídicas y sociales establecían que el matrimonio era indivisible; esto significaba que aunque la relación fuese mala o nula, para la mayoría de la sociedad era difícil separarse legalmente. Con el fin de la dictadura franquista y la aprobación de la Constitución, se establece la igualdad jurídica entre hombres y mujeres en el matrimonio, y las leyes se van adecuando a la nueva situación. Sin embargo, no será hasta 1981 cuando entre en vigor la conocida como Ley del divorcio. Esta Ley restableció, tras 49 años, la legalidad de la ruptura matrimonial.

Mertxe Agúndez, abogada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mertxe Agúndez, abogada, ararteko y  parlamentaria, ejercía la abogacía en la década en la que se legalizó el divorcio, y vivió de cerca los cambios políticos y sociales de finales de los 70; también fue militante feminista, y una de las mujeres que impulsó, entre otras cosas, la creación de Emakunde, el Instituto Vasco de la mujer. Recuerda sus años de estudiante de  Derecho como una época en la que la situación legal contrastaba con la necesidad de libertad. “Había aires de libertad que venían de Europa y la influencia de mayo del 68  en nuestras vidas fue enorme”, explica. Eran años de cambios sociales y políticos a todos los niveles, aunque desde su perspectiva, las cosas no fueron tan sencillas, la situación era complicada, ya que aunque la sociedad estaba cambiando, la falta de libertades dificultaba los avances: “queríamos modificar las leyes y luego vimos que aunque los cambios legislativos son  necesarios, no suelen ser  suficientes para cambiar las costumbres y prácticas colectivas”.

Las mujeres vivían en minoría de edad

Respecto al divorcio, Mertxe Agúndez explica “cuando estudié la carrera de Derecho, a finales de los 60, comienzos de los 70, no sólo no existía la posibilidad de divorciarse, sino que la situación de las mujeres en la leyes era de minoría de edad”. Con esta afirmación, hace referencia a la situación general que vivieron las mujeres hasta la década de los 70: el Código Civil que regía era del año 1889 –y estuvo vigente casi un siglo-. Este código relegaba a las mujeres al interior del hogar, y les asignaba las tareas domésticas y el cuidado de hijas e hijos. Sin embargo, esta responsabilidad no fue acompañada del poder de decisión, pues era el marido el que ejercía la patria potestad y disponía de los bienes. “Dentro del matrimonio, las mujeres casadas –explica Agúndez- debían obediencia al marido. Él era el representante legal de la mujer y el administrador, no sólo de los bienes gananciales (los ganados a partir del matrimonio) sino también de los propios de la mujer”. Las mujeres no podían, por ejemplo, comparecer por sí mismas en un juicio, ni tampoco adquirir bienes, sin el permiso del hombre de la casa. Esta situación se mantuvo hasta 1975, que fue el año en el que desapareció la licencia marital.

Además, las mujeres estaban sometidas a un riguroso control social que se plasmaba en delitos como el adulterio, con el que se castigaba a las mujeres casadas aunque las relaciones fueran esporádicas. Para los hombres, en casos similares, existía el amancebamiento -que a diferencia del adulterio, exigía reiteración y notoriedad-. Hasta 1978 no desaparecieron esos delitos.

Además, el destino de las mujeres era el matrimonio

Partiendo de un Código Civil de 1889 y una sociedad desarrollada bajo la dictadura de Franco con el auspicio del Papa y los sectores más conservadores del Vaticano, las mujeres pasaban de la tutela de su padre a la de su marido. “Hasta la generación de nuestras madres, (según Mertxe Agúndez) el destino de las mujeres era el matrimonio o  el convento. Era habitual que si tenían un trabajo remunerado lo dejaran al casarse para dedicarse al cuidado de la familia. Sin embargo, en los años 70, ya había parejas que establecían sus relaciones sin ningún tipo de compromiso matrimonial,  aunque no existiera impedimento para ello. Simplemente querían vivir sin ataduras”. 

Manifestación y pancarta contra la ley del divorcio en la década de los 70

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El divorcio llega mucho más tarde que en el resto de Europa

Los cambios sociales que se estaban produciendo con la Constitución y la necesidad de  acercamiento a Europa, hicieron posible la regulación del divorcio. Para la mayoría de la sociedad era un derecho democrático que llegaba tarde. Aunque España fue uno de los últimos países en legalizarlo, no fue tan sencillo conseguirlo. De hecho, hubo que esperar tres años, hasta 1981, para que se aceptara el divorcio. “En parte, podría ser consecuencia de que las relaciones personales y familiares estaban circunscritas al ámbito privado –analiza Mertxe Agúndez-, y la vida política y social tenía otras prioridades”. Hasta 1980 las separaciones estuvieron en manos de tribunales eclesiásticos –esto significa que era la Iglesia quien decidía si una pareja se podía separar o no- y a pesar de que la Constitución Española declaraba la aconfesionalidad del Estado, la jerarquía eclesiástica pretendía seguir imponiendo su criterio al conjunto de la sociedad. Agúndez es muy crítica a este respecto, y puntualiza con ironía que “las mismas autoridades eclesiásticas que se negaban a aceptar el divorcio como un derecho, venían practicando nulidades matrimoniales, con procesos muy costosos, para un sector concreto de la sociedad”. Lo cual significaba que existían realidades diferentes para las parejas que querían divorciarse, dependiendo de su origen social o su poder adquisitivo.

No fue un logro sencillo

Durante los tres años que tardó el proceso de legalización del divorcio, los sectores conservadores presionaron primero para que no se aceptara el divorcio y, después, para que la ley fuese muy limitada y exigiese muchas condiciones para poder llevarse a cabo.

Por otro lado, tal y como se puede comprobar en el manifiesto “Por una ley de divorcio progresista” firmado por diferentes sectores de las sociedad vasca, la sociedad en general apoyaba una ley progresista y adecuada a las necesidades sociales. En dicho manifiesto, firmado por sindicatos, partidos políticos, grupos feministas y comunidades cristianas de base, se solicitaba añadir cinco puntos para lograr una Ley de divorcio progresista: divorcio de mutuo acuerdo, total desaparición de la culpabilidad de los conyugues, eliminación del poder arbitral del juez en la concesión del divorcio, un procedimiento breve y económico y la garantía estatal para el pago efectivo y puntual de las pensiones. 

Certificado de matrimonio cortado por el medio con tijeras

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mayor cambio fue el de las mujeres

El 22 de junio de 1981, el Pleno del Congreso de los Diputados aprobaba la Ley de divorcio, que fue una Ley que se quedó a medio camino y no estuvo exenta de polémica, ya que entre otras cosas, UCD -el partido que gobernaba- quiso introducir una clausula de dureza que concedía prerrogativas a los jueces para retrasar o denegar el divorcio. La indisciplina de un sector del propio partido, motivó que la votación en el Congreso fuese contraria a la cláusula de dureza.

Aún así, La Ley del divorcio de 1981, aunque reconoció el divorcio de mutuo acuerdo, dilataba los plazos para conseguirlo al tener que solicitarse primero la separación; Mertxe Agúndez recuerda que  el mayor cambio fue el de las mujeres que empezaron a movilizarse y reclamar sus derechos. “Muchas, acudían a nuestros despachos, solas o acompañadas de alguna amiga para informarse. Querían libertad y en muchos casos protección para sus hijos e hijas. En los primeros años hubo más separaciones que divorcios porque la ley no permitía acceder directamente al divorcio. La falta de independencia económica hizo que muchas mujeres tuvieran que emplearse en trabajos precarios, porque nunca tuvieron un trabajo remunerado o lo habían perdido al casarse y tener hijos”.

La Ley de 2005

Hubo que esperar hasta 2005 para que la Ley del divorcio se reformara y de esa manera se acortaran los plazos y se  acelerasen los trámites. La ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, popularmente conocida como “el divorcio exprés”. Esta Ley eliminó el trámite de separación (que sólo permanece como opción voluntaria), y desapareció también la obligación de esperar un año tras la boda para acceder al proceso de divorcio. Hoy en día basta con presentar la demanda de divorcio directamente (sólo se exige que hayan transcurrido tres meses desde la boda) y que se propongan las medidas provisionales, de forma que el otro cónyuge pueda contraponer las suyas.

Según los datos del INE, La mitad de los divorcios registrados en España en los últimos 30 años se han producido tras la reforma legislativa de 2005. En 2017, concretamente, hubo en España 97.960 divorcios, y la duración media de cada matrimonio es de 16,6 años.

Todos estos datos reflejan el cambio social de la sociedad española en los últimos 30 años, que como Mertxe Agúndez puntualiza, “las modificaciones legislativas normalmente se producen por la necesidad de dar respuesta a problemas sociales. A veces responden a realidades nuevas. En otras ocasiones son realidades que ya existían, pero la falta de libertad las mantenía ocultas, como en el caso de las relaciones entre personas del mismo sexo y la necesidad de legalizar el matrimonio entre ellas”.
 

Publicado el 8 de noviembre de 2018. Leer más de:   Reportajes. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

Abierta la inscripción a la jornada "Trabajando juntos para la prevención de la violencia contra las mujeres", que se celebrará el 12 y 13 de noviembre en Bilbao

Abierta la inscripción a la jornada

El Bizkaia Aretoa de Bilbao acogerá los próximos 12 y 13 de noviembre la jornada “Trabajando juntos para la prevención de la violencia contra las mujeres”. Durante el encuentro, tendrá lugar la presentación y evaluación de Gakoa, programa de reeducación de hombres condenados por violencia de género del Gobierno vasco.

La jornada contará con la presencia de la consejera del Departamento de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, la directora de Justicia, Loly de Juan, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, la teniente fiscal de la Fiscalía Superior de la Comunidad Autónoma de Euskadi, María Jesús Cuartero, la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, y el director del Instituto Vasco de Criminología, José Luis de la Cuesta.

Publicado el 8 de noviembre de 2018. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +

Publicada la relación definitiva de integrantes de las bolsas de trabajo

Publicada la relación definitiva de integrantes de las bolsas de trabajo

Resolución de 22 de octubre de 2018, de la Directora de la Administración de Justicia, por la que se aprueba la relación definitiva de integrantes de las bolsas de trabajo para cubrir puestos de trabajo de los Cuerpos de Gestión Procesal y Administrativa, Tramitación Procesal y Administrativa y Auxilio Judicial.

Publicado el 5 de noviembre de 2018. Leer más de:   Formación y empleo público. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +