Acercando la Justicia a la ciudadanía

Justicia europea

21 de enero, Día Europeo de la Mediación

21 de enero, Día Europeo de la Mediación

Cada 21 de enero, Europa celebra el Día de la Mediación. Una jornada que sirve para conmemorar la aprobación del primer texto legislativo de mediación europeo: la Recomendación R (98) 1, sobre Mediación Familiar, aprobada por el Consejo de Europa el 21 de enero de 1998.

El Gobierno vasco es pionero a nivel estatal en el impulso de la mediación desde 2007, fecha en la que se creó el Servicio de Mediación Intrajudicial en Euskadi.

¿Pero qué es la mediación? La mediación es la máxima expresión de la Justicia Restaurativa, un modelo alternativo a la Justicia tradicional, que busca dar un mayor protagonismo a la víctima y, sobre todo, conseguir una reparación de su dolor a través de una comunicación directa entre las partes.

La última memoria de actividad del Servicio vasco de Mediación Intrajudicial confirma el éxito de este servicio; y es que cerca de la mitad de los asuntos derivados por los juzgados y tribunales vascos al Servicio de Mediación Intrajudicial concluye con un acuerdo entre las partes.

Publicado el 17 de enero de 2018. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.

¿De dónde vienen las leyes europeas?

¿De dónde vienen las leyes europeas?

Los eurodiputados son quienes presentar a la Comisión Europea diferentes propuestas para la creación de nuevas leyes. También existe la posibilidad de que sean los propios ciudadanos de la Unión Europea los que soliciten nuevos proyectos ley. Para ello necesitan presentar una petición firmada por al menos un millón de europeos de siete países diferentes.

Una vez la Comisión ha creado el proyecto de ley, éste debe pasar por el Consejo de la Unión (órgano que representa a los estados de la UE) y por el Parlamento (órgano que representa a los ciudadanos de la UE). Es en este momento cuando llega el turno de negociar entre ambas instituciones para alcanzar un acuerdo que satisfaga a estados y eurodiputados.

Si las negociaciones llegan a buen puerto, el Parlamento se encarga de aprobar el proyecto de ley. Por el contrario, si no hay acuerdo, el Consejo y el Parlamento se dan un plazo para seguir negociando. Si siguen sin ponerse de acuerdo, se considera que el proyecto de ley ha fracasado y debe volver a comenzar todo el proceso.

Cuando el proyecto de ley es aprobado por el Parlamento, se adopta de manera oficial la nueva ley europea. Esto quiere decir que todos los estados de la UE deben aplicar ya esta nueva ley. Aquellos estados que no cumplen la nueva ley son reprendidos por la Comisión. Y si aun así siguen sin aplicarla, el Tribunal Superior de Justicia Europeo puede imponerles importantes sanciones económicas.

Publicado el 29 de abril de 2013. Leer más de:   Justicia europea. ¡Añade un comentario!.