Acercando la Justicia a la ciudadanía

Justicia digital

¿Es posible el derecho al olvido?

¿Es posible el derecho al olvido?

Tecleamos nuestro nombre entrecomillado en un buscador y es posible que encontremos desde una multa, hasta un comentario que hayamos escrito en una web o que nuestro nombre aparezca asociado a un desorden público. Si alguna vez también se publicó en un Boletín Oficial o estuvimos incluidos en una lista de personas morosas, puede que aparezca. ¿Es correcto o tenemos derecho a pasar página, a ser olvidados?

El Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) está analizando si es legítimo que esa información aparezca en los buscadores. En concreto, estudia si Google está sometido a la normativa europea y española de protección de datos y si debe reconocer o no el derecho al olvido. De momento, la pasada semana se celebró una vista pública en la que participaron Google, la Comisión Europea y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).  

El caso ha llegado a Europa después de que la Audiencia Nacional elevara al TJUE una cuestión prejudicial para saber cómo aplicar la normativa del derecho al olvido en los buscadores de internet. Google había recurrido cerca de 200 resoluciones después de que la Agencia Española de Protección de Datos le solicitara que no indexara a través de sus buscadores información que pudiera causar graves perjuicios a las personas afectadas. 

En concreto, el TJUE analizó el caso de un anuncio publicado hace años en La Vanguardia en el que se subastaba el inmueble de un hombre por impago a la Seguridad Social. Este ciudadano solicitó que el anuncio se retirara de la web, del diario y de los buscadores de internet, entre ellos Google.

La compañía estadounidense considera que es el proveedor del contenido el que debe eliminar dicha información. Así lo recordaba en un post su director de comunicación y asuntos públicos en EMEA, William Echikson. Ciñéndonos al anuncio analizado por el TJUE, es el diario catalán el que debe retirar el anuncio. Además, critica que, si la recomendación del TJUE es a favor de la AEPD, las futuras resoluciones actuarían en contra de su derecho a la libertad de expresión. ¿Soluciones que propone Google? Que las fuentes de información, en nuestro ejemplo, La Vanguardia- utilicen las tecnologías existentes que impiden a los motores de los buscadores encontrar esas informaciones. 

De momento, habrá que esperar entre nueve meses y un año para que el Tribunal Europeo emita un informe con las recomendaciones a la Audiencia Nacional. Después, esta fallará una sentencia para cada uno de los casos recurridos por Google.

¿Cuál será el dictamen?

Publicado el 8 de marzo de 2013. Leer más de:   Justicia digital. ¡Añade un comentario!.

Ante el ciberacoso, denuncia

Ante el ciberacoso, denuncia

El uso de las redes sociales supone una nueva vía de comunicación, pero también entraña riesgos. Cualquiera puede esconderse tras una identidad falsa y amenazar o coaccionar. La creciente utilización de estos medios ha convertido el ciberacoso en una nueva forma de agresión psicológica. Ocultos tras el anonimato se puede insultar, acosar y amenazar. Sin embargo, las personas afectadas no siempre denuncian por temor.

Según los datos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, en 2010 se presentaron 1.187 denuncias por amenazas y coacciones en Internet. Ese año es del último completo del que se conocen datos y supone una cantidad cinco veces mayor que la que se registró en 2006. Los datos han sido facilitados por el Ministerio del Interior a la senadora de CiU Coralí Cunyat y de ellos se ha hecho eco La Vanguardia.

En el ciberacoso, un colectivo especialmente vulnerable son los y las menores de edad. Desde ONG como Protégeles, Save the Children y la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (Anar) recomiendan seguir estos consejos: no contestar a los mensajes, pero conservarlos y contárselo a los progenitores, profesores o a alguna de estas asociaciones.

En la web de la Ertzaintza también disponen de una serie de consejos. Para los y las menores recomiendan:

  • No facilitar nombre real, teléfono, dirección ni datos de familiares.
  • No quedar a solas con una persona desconocida e informa a tus padres si observas contenidos inapropiados en Internet.
  • No instalar programas piratas ni programas para ver fotos o vídeos gratis.

Y para los padres aconsejan:

  • Guiar y/o supervisar la navegación de los hijos y las hijas.
  • Instalar programas que filtren los contenidos que se pueden ver y bloquear aquellos no aptos para menores.
  • Pedir a la compañía telefónica que bloquee las llamadas a líneas 903 o 906. También se pueden instalar programas que impidan dichas llamadas.

Pero, sobre todo, si eres víctima de acoso, denuncia.

Publicado el 14 de enero de 2013. Leer más de:   Justicia digital. ¡Añade un comentario!.