Acercando la Justicia a la ciudadanía

Cooperación con la Justicia

Derecho colaborativo en Euskadi

Derecho colaborativo en Euskadi

El derecho colaborativo es un método alternativo de resolución de conflictos, innovador, colaborativo y amistoso, pero sobre todo es una nueva forma de entender la defensa jurídica y la Justicia desde unos principios y valores. Así lo define la Asociación de Derecho Colaborativo en Euskadi, una agrupación que desde hace medio año busca la expansión de este método por todo el territorio.

El derecho colaborativo es una realidad en Estados Unidos desde hace ya dos décadas. Y allí las cifras son arrasadoras: se negocian ocho de cada diez conflictos.  Lo que significa que únicamente dos de cada diez casos llegan a los tribunales.

En nuestro país, las cifras son totalmente contrarias. Sólo tres de cada diez casos se negocian y el resto acaban en juicio.

¿Cómo funciona el derecho colaborativo?

La base de este método alternativo a la vía judicial es la negociación entre todas las personas que participan en el proceso; esto es, los abogados de las partes, los clientes, notarios, psicólogos, mediadores… y todo con el único objetivo de alcanzar un acuerdo siempre desde los valores de respeto, transparencia, equidad y confidencialidad.

Publicado el 4 de febrero de 2014. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Twitter
  • Facebook

Una alternativa a la cárcel

Una alternativa a la cárcel

Durante los seis primeros meses de 2013, cerca de 2.000 personas en Euskadi han sustituido sus condenas por trabajos en beneficio de la comunidad.

Según el Código Penal, los condenados pueden acogerse a este sistema cuando la pena de prisión no exceda del año o cuando la condena no exceda de los dos años siempre que no se trate de un delincuente habitual. Aquellas personas condenadas a pagar una multa y que sean insolventes, también pueden sustituir el pago de dicha multa por trabajos en beneficio de la comunidad.

En Euskadi, el Servicio Vasco de Gestión de Penas (SVGP), es quien se encarga de velar por el efectivo cumplimiento de las penas de trabajo en beneficio de la comunidad y de las formas sustitutivas de la ejecución penal.

Durante los primeros seis meses de 2013, un total de 1.970 personas se han acogido a este sistema en el País Vasco y han podido sustituir sus condenas por trabajos en beneficio de la comunidad. Todos los casos tratados están relacionados con delitos leves y en su mayoría tienen que ver con infracciones de tráfico o violencia de género

¿Y es qué consisten esos trabajos? Pues casi siempre se trata de talleres que buscan principalmente la reeducación del condenado.

Si es una persona que ha cometido una infracción de tráfico, se le ofrece formación sobre la seguridad vial a través de dinámicas de grupo o incluso mediante encuentros con víctimas de accidentes de tráfico. En el caso de los condenados por violencia de género, se suelen practicar sesiones en grupo o individuales sobre la igualdad de género y sobre cómo conseguir un autocontrol de la violencia.

Publicado el 10 de septiembre de 2013. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Twitter
  • Facebook