Acercando la Justicia a la ciudadanía

Una alternativa a la cárcel

Una alternativa a la cárcel

Durante los seis primeros meses de 2013, cerca de 2.000 personas en Euskadi han sustituido sus condenas por trabajos en beneficio de la comunidad.

Según el Código Penal, los condenados pueden acogerse a este sistema cuando la pena de prisión no exceda del año o cuando la condena no exceda de los dos años siempre que no se trate de un delincuente habitual. Aquellas personas condenadas a pagar una multa y que sean insolventes, también pueden sustituir el pago de dicha multa por trabajos en beneficio de la comunidad.

En Euskadi, el Servicio Vasco de Gestión de Penas (SVGP), es quien se encarga de velar por el efectivo cumplimiento de las penas de trabajo en beneficio de la comunidad y de las formas sustitutivas de la ejecución penal.

Durante los primeros seis meses de 2013, un total de 1.970 personas se han acogido a este sistema en el País Vasco y han podido sustituir sus condenas por trabajos en beneficio de la comunidad. Todos los casos tratados están relacionados con delitos leves y en su mayoría tienen que ver con infracciones de tráfico o violencia de género

¿Y es qué consisten esos trabajos? Pues casi siempre se trata de talleres que buscan principalmente la reeducación del condenado.

Si es una persona que ha cometido una infracción de tráfico, se le ofrece formación sobre la seguridad vial a través de dinámicas de grupo o incluso mediante encuentros con víctimas de accidentes de tráfico. En el caso de los condenados por violencia de género, se suelen practicar sesiones en grupo o individuales sobre la igualdad de género y sobre cómo conseguir un autocontrol de la violencia.

Publicado el 10 de septiembre de 2013. Leer más de:   Cooperación con la Justicia. ¡Añade un comentario!.

¡Quiero divorciarme!

¡Quiero divorciarme!

Si quieres divorciarte debes saber que existen dos maneras de hacerlo: a buenas o a malas; es decir, de mutuo acuerdo o contencioso.

Cuando los dos miembros de la pareja están de acuerdo en que quieren divorciarse todo el proceso es mucho más rápido y barato y, sobre todo, menos doloroso. Esta fórmula se conoce como divorcio de mutuo acuerdo o amistoso y una de las principales ventajas es que ambos cónyuges pueden estar representados por el mismo procurador y defendidos por el mismo abogado.

Los pasos de un divorcio amistoso son:

  1. Presentar la demanda de divorcio junto con el convenio regulador y el resto documentación requerida (certificado de matrimonio, certificado de nacimiento de los hijos, certificado de empadronamiento…).
  2. El Juzgado cita a los dos miembros de la pareja para que ratifiquen el convenio.
  3. Se dicta sentencia de divorcio de mutuo acuerdo y el Juzgado procede a inscribir la sentencia en el Registro Civil.

Cuando la pareja no se pone de acuerdo es necesario iniciar un procedimiento de divorcio contencioso. En este caso, cada uno de los cónyuges debe contar con su propio abogado y procurador. Se trata de un proceso mucho más largo porque exige la celebración de un juicio.

Los pasos de un divorcio contencioso son:

  1. Presentar la demanda de divorcio junto con el resto de la documentación requerida. Hay que tener en cuenta que como la demanda parte en exclusiva de uno de los miembros de la pareja no irá acompañada del convenio regulador; sin embargo, sí que habrá que incluir una serie de indicaciones con medias sobre la convivencia, el régimen de estancias, el tipo de relación de los hijos e hijas con el miembro de la pareja que no vaya a convivir en el domicilio, pensiones compensatorias…
  2. La otra parte deberá contestar la demanda.
  3. El Juzgado cita a los dos miembros de la pareja junto a sus abogados y procuradores para que comparezcan en una vista.
  4. El Juez dicta sentencia de divorcio y el Juzgado procede a inscribir la sentencia en el Registro Civil.

En cualquier caso, debéis tener en cuenta que siempre se puede cambiar de fórmula. Es decir, si en un principio estáis tan enfadados que resulta imposible alcanzar un acuerdo y optáis por un divorcio contencioso, pero con el paso del tiempo veis que lo mejor es decidir entre vosotros cómo vais a repartir los bienes o cómo vais a organizaros para cuidar de vuestros hijos, debéis saber que podéis interrumpir el proceso y pasar de un procedimiento de divorcio contencioso a un divorcio amistoso en cualquier momento.

No obstante, lo primero que debéis tener en cuenta es que para divorciarse es imprescindible contar con un abogado y procurador y que el divorcio no es efectivo hasta que el Juez dicte sentencia.
 

Publicado el 2 de septiembre de 2013. Leer más de:   Registro Civil y Juzgados de Paz. ¡Añade un comentario!.

Vídeo sobre el euskera en la Justicia

El uso del euskera en la Justicia es ya una realidad gracias a los diferentes planes de normalización lingüística puestos en marcha por la Administración de Justicia del País Vasco. El objetivo principal de estas medidas es garantizar el derecho de la ciudadanía a comunicarse en euskera con la Justicia; por ejemplo, a la hora de realizar inscripciones en el Registro Civil, cuando participan en un Juicio Verbal o si necesitan algún documento bilingüe.

Publicado el 26 de agosto de 2013. Leer más de:   Vídeos. ¡Añade un comentario!.

Nekane Erezuma, Agente de Sala en Barakaldo

Nekane Erezuma, Agente de Sala en Barakaldo

Esta pedagoga acabó en Justicia de rebote. Nada más terminar la Universidad, montó un gabinete pedagógico junto a tres compañeros de estudios. A los diez años abandonó este proyecto para dedicarse en exclusiva al cuidado de sus dos hijas. Un día, vio un anuncio en el periódico sobre la apertura de las bolsas de Justicia, se apuntó y así acabó como Agente de Sala en Barakaldo, puesto en el Nekane Erezuma lleva como interina ya más de dos años.

Publicado el 21 de agosto de 2013. Leer más de:   Entrevistas. ¡Añade un comentario!.

El indulto a personas presas en el extranjero

Prisión en Seul, Corea del Sur -Imagen: Kim Dar

Estas últimas semanas el tema del indulto a personas españolas presas en el extranjero ha sido noticia. En un post anterior explicamos cómo se solicita y se concede el indulto en el estado español, ¿pero sabemos  qué ocurre cuando la persona está presa en el extranjero?

Los indultos son una medida de gracia en todos los países, en España existe una ley de 1870 —modificada en 1988— que regula cómo debe ser el procedimiento para solicitarlo y concederlo. Y aunque la medida la conceda el Gobierno, está  sujeta a estas normas en su tramitación. Pero en lo que respecta a las personas presas en el extranjero, no existe ningún tratado internacional general que regule los indultos. La medida de gracia es una prerrogativa de cada Gobierno, y por tanto, quien la concede es cada país atendiendo a su propio ordenamiento jurídico.

La petición de indulto a otro país es algo bastante inusual. En el estado Español habitualmente han sido los consulados quienes han elaborado la lista que después se ha enviado a la embajada correspondiente. Los consulados solicitan el indulto atendiendo a distintos factores: las circunstancias familiares, el estado de salud, en qué momento de cumplimiento de la pena se encuentra la persona y el tipo de delito.  Pero no es un proceso que está regulado como los traslados de presos en el extranjero,  cuya solicitud de traslado a las cárceles españolas para cumplir la condena en su país de origen si está regulado.  
 

Publicado el 13 de agosto de 2013. Leer más de:   Ministerio de Justicia. ¡Añade un comentario!.