Acercando la Justicia a la ciudadanía

¿Se puede indultar a cualquier persona condenada?

¿Se puede indultar a cualquier persona condenada?

En las últimas semanas se ha hablado mucho del indulto, pero ¿sabemos qué es? Cuando a una persona condenada por sentencia firme se le indulta, significa que se le conmuta o rebaja una pena impuesta, pero mantiene los antecedentes penales.

Se trata de una medida de gracia, de carácter excepcional, que otorga el Rey a propuesta del Ministro de Justicia y que previamente se ha deliberado en el Consejo de Ministros. Cualquier reo puede acogerse al indulto, independientemente del delito por el que se le ha condenado. Sin embargo, existen excepciones: que esté siendo procesado criminalmente pero aún no haya sido condenado por sentencia firme, que no se encuentre a disposición del Tribunal sentenciador para cumplir la condena,  que sea reincidente en el mismo o en cualquier otro delito por el que hubiese existido condena por sentencia firme.

Además, existen dos tipos de indultos: total y parcial. El total extingue todas las penas por las que ha sido condenado y que aún no ha cumplido. Y el parcial, sólo alguna o algunas de las penas impuestas, o parte de las que aún no ha cumplido.

Para que la persona penada pueda ser indultada, deben cumplirse dos condiciones: que su indulto no cause perjuicio a terceras personas o lastime sus derechos y que se haya escuchado a la parte ofendida.

El mismo penado, sus parientes o cualquier otra persona en su nombre pueden pedir el indulto. Para ello, tienen que enviar un escrito al Ministro de Justicia en el que conste toda la documentación sobre la causa judicial y el penado. Si hubiese sido condenado por varios juzgados o tribunales, hay que presentar una solicitud por cada una de las condenas para las que se pide el indulto. Además, conviene aportar documentación acreditativa de la reinserción social, laboral y familiar del penado. Si se ha sometido a algún proceso de desintoxicación, también se debe incluir.
Si deseáis obtener más información sobre esta medida, el Ministerio de Justicia dispone en su web de un apartado con todo lo referido al indulto, así como el escrito que se debe rellenar.  

Publicado el 7 de febrero de 2013. Leer más de:   Ministerio de Justicia. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook

El atasco de los expedientes de nacionalidad

El atasco de los expedientes de nacionalidad

A la espera. Así es como se encuentran centenares de miles de personas extranjeras cuyas peticiones de nacionalidad aún no se han resuelto. En junio había 466.000 expedientes acumulados, un atasco que el Ministerio de Justicia intentó resolver firmando un convenio con los registradores y estableciendo el Plan Intensivo de Tramitación. De esta forma, un millar de registradores del Registro de la Propiedad, de lo Mercantil y del de Bienes Inmuebles se ocupan ahora de verificar que la documentación aportada por las personas extranjeras es correcta y completa. Hasta entonces, solo 40 funcionarios trabajaban en ello.

Con esta medida, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón aseguró que los expedientes se resolverían antes de finalizar 2012. Sin embargo, casi a mediados de enero se han resuelto 258.000. Aunque se han digitalizado todos los expedientes y se ha diseñado una plataforma informática que agiliza y centraliza el proceso, el subsecretario de Justicia, Juan Bravo, estima que habrá que esperar hasta el verano para desatascar las peticiones de nacionalidad.

Por si el retraso fuera poco, tampoco se están resolviendo las peticiones respetando el orden en el que se presentaron. Esto sucede porque cuando se hizo el traspaso al Colegio de Registradores se perdió el orden de entrada. Así que entre las personas afectadas, hay algunos expedientes de 2012 que se están resolviendo antes que otros de años anteriores.

¿Eres una de las personas que están a la espera de la nacionalidad? ¡Cuéntanos cómo te afecta la situación!

Publicado el 17 de enero de 2013. Leer más de:   Registro Civil y Juzgados de Paz. 52 comentarios.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook

Ante el ciberacoso, denuncia

Ante el ciberacoso, denuncia

El uso de las redes sociales supone una nueva vía de comunicación, pero también entraña riesgos. Cualquiera puede esconderse tras una identidad falsa y amenazar o coaccionar. La creciente utilización de estos medios ha convertido el ciberacoso en una nueva forma de agresión psicológica. Ocultos tras el anonimato se puede insultar, acosar y amenazar. Sin embargo, las personas afectadas no siempre denuncian por temor.

Según los datos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, en 2010 se presentaron 1.187 denuncias por amenazas y coacciones en Internet. Ese año es del último completo del que se conocen datos y supone una cantidad cinco veces mayor que la que se registró en 2006. Los datos han sido facilitados por el Ministerio del Interior a la senadora de CiU Coralí Cunyat y de ellos se ha hecho eco La Vanguardia.

En el ciberacoso, un colectivo especialmente vulnerable son los y las menores de edad. Desde ONG como Protégeles, Save the Children y la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (Anar) recomiendan seguir estos consejos: no contestar a los mensajes, pero conservarlos y contárselo a los progenitores, profesores o a alguna de estas asociaciones.

En la web de la Ertzaintza también disponen de una serie de consejos. Para los y las menores recomiendan:

  • No facilitar nombre real, teléfono, dirección ni datos de familiares.
  • No quedar a solas con una persona desconocida e informa a tus padres si observas contenidos inapropiados en Internet.
  • No instalar programas piratas ni programas para ver fotos o vídeos gratis.

Y para los padres aconsejan:

  • Guiar y/o supervisar la navegación de los hijos y las hijas.
  • Instalar programas que filtren los contenidos que se pueden ver y bloquear aquellos no aptos para menores.
  • Pedir a la compañía telefónica que bloquee las llamadas a líneas 903 o 906. También se pueden instalar programas que impidan dichas llamadas.

Pero, sobre todo, si eres víctima de acoso, denuncia.

Publicado el 14 de enero de 2013. Leer más de:   Justicia digital. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook

La solidaridad, amenazada

La solidaridad, amenazada

Multas e, incluso, cárcel por ayudar a inmigrantes sin papeles. El anteproyecto de reforma del Código Penal pone en jaque a quienes prestan asistencia humanitaria a los inmigrantes ilegales. Por ayudarles, se enfrentan a penas de multa de tres a doce meses o prisión de seis meses a dos años. Así lo recoge el artículo 318 bis, que deja en manos del Ministerio Fiscal la decisión. En el punto primero del artículo señala que “El Ministerio Fiscal podrá abstenerse de acusar por este delito cuando el objetivo perseguido sea únicamente prestar ayuda humanitaria a la persona de que se trate”. Esto supondrá que las personas o instituciones que apoyen, ayuden o acojan en sus domicilios a inmigrantes irregulares podrán ser detenidas, juzgadas y, en su caso, condenadas.

Este artículo también contempla sanciones a quienes ayuden con ánimo de lucro. Por ejemplo,  a aquellas personas que les alquilen una habitación o les dispensen un menú del día aun sabiendo que carecen de papeles para residir legalmente en España.

Esta medida ha originado la creación de la plataforma ‘Salvemos la hospitalidad’, integrada por juristas, sacerdotes, profesores y miembros de la sociedad civil. Sus integrantes piden la supresión de dicho artículo y recuerdan que un informe del CGPJ lo considera ‘inconstitucional’. Con el fin de recabar apoyo, han creado un documento que ya han firmado 33.000 personas.

Y a ti, ¿qué opinión te merece?

Publicado el 10 de enero de 2013. Leer más de:   Actualidad normativa. ¡Añade un comentario!.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook

¿Cómo anular una cita para casarse?

¿Cómo anular una cita para casarse?

Casarse es un gran paso y lo hacemos enamorados y creyendo que durará por y para siempre. Pero incluso antes de intercambiar el ‘sí, quiero’, pueden darse diversos factores que alteren nuestros planes. Cuando esto ocurre, ¿sabemos cómo anular la boda?

Tomada la decisión, una de las dos partes debe acudir al Registro Civil donde se inició el expediente matrimonial para anularlo y solicitar el archivo del expediente. La anulación se debe hacer de manera presencial, pero no es necesario que acudan ambas partes.

Pase lo que pase, ¡sed felices!

Publicado el 7 de enero de 2013. Leer más de:   Registro Civil y Juzgados de Paz. 35 comentarios.
  • Compartir:
  • Email
  • Twitter
  • Facebook