Acercando la Justicia a la ciudadanía

Poder Judicial

¿Los jueces tienen derecho a hacer huelga?

¿Los jueces tienen derecho a hacer huelga?

Protestas, paros, manifiestos… Y una huelga de jueces. Posible, que aún no está confirmada. Las asociaciones de jueces han pospuesto la decisión hasta enero, mes en el que se prevé que se apruebe la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Sin embargo, cabe señalar que los jueces son funcionarios y que encarnan también un poder del Estado. Y no está claro si este último tiene derecho a huelga o no. El Ministerio de Justicia y el CGPJ tampoco lo aclaran, aunque están de acuerdo en que existe un “vacío legal” al respecto.

Las alarmas saltaron el 18 de febrero de 2009, fecha en la que se realizó la primera huelga de jueces de la democracia. El pleno del CGPJ dictó un oficio explicando que no podía decretar servicios mínimos ni anunciar la convocatoria, al no existir “soporte normativo” sobre el “hipotético derecho de huelga de jueces y magistrados”. Así que como el CGPJ no podía establecer los servicios mínimos, fueron los propios huelguistas quienes los fijaron, tramitando solo causas urgentes. 

Ante esta situación, el ministro de Justicia por aquel entonces, Mariano Fernández Bermejo, anunció que enviaría al Consejo de Ministros una ley para establecer el modo en que los jueces puedan reivindicar sus derechos. En su opinión, no podían ir a la huelga al ser un poder del Estado. La ley, casi cuatro años después, es inexistente.

Acogiéndose a este vacío legal, 109 jueces su sumaron a la huelga general del pasado 14 de noviembre. El CGPJ dejó en manos del Ministerio de Justicia su aprobación y las consecuencias de la huelga (detracción del sueldo de ese día), remitiéndole los escritos de los jueces. El Ministerio, un mes después, niega haberlos recibido y señala al CGPJ como encargado de decidir sobre el derecho a huelga, por ser el órgano de gobierno de los jueces. En resumen, ambos se ponen de acuerdo en que existe un vacío legal pero no en quién debe solucionarlo.

Y tú, ¿quién crees que debe tomar cartas en el asunto? ¿Tienen los jueces derecho a hacer huelga? 
 

Publicado el 17 de diciembre de 2012. Leer más de:   Poder Judicial. ¡Añade un comentario!.

¿Cómo se desarrollan los juicios?

¿Cómo se desarrollan los juicios?

Juicios Civiles, Laborales, Penales, son términos que forman parte de nuestra vida pero no siempre conocemos en qué se diferencian unos de otros, aquí te queremos explicar de forma sencilla cómo se desarrollan cada uno de los juicios. Existen cuatro clases de juicios, los civiles, penales, contencioso-administrativos y los  juicios laborales. Cada uno de ellos tiene unas peculiaridades diferentes en su desarrollo.

¿Cómo se desarrolla un juicio civil?

Casi toda su tramitación es por escrito y comienza con la demanda, que se le comunica al demandado. Este deberá contestar obligatoriamente en el plazo legal que se le conceda (para cada clase de juicio es diferente).

Se concede un plazo improrrogable para que las partes (demandante y demandado), por escrito, propongan las pruebas que crean oportunas (testigos, documentos, periciales, etc...).

Practicadas las pruebas propuestas, el juez dicta sentencia. Si no se está de acuerdo con la sentencia, se puede apelar ante la Audiencia Provincial, quien resuelve en sentencia definitiva. Sólo en casos especiales se permite recurrir al Tribunal Supremo.

¿Cómo se desarrolla un juicio penal?

Por contraposición con el civil, su tramitación es fundamentalmente oral, y, dependiendo de la gravedad del delito o falta cometida, se celebrará en el Juzgado de Instrucción (pequeñas lesiones, hurtos de escasa entidad, insultos, accidentes de tráfico, etc...), Juzgados de lo Penal (delitos en general), y Audiencia Provincial (delitos graves), donde también se desarrolla el juicio por Jurado.

Tras una primera fase de investigación -conocida como instrucción- de los hechos denunciados y formulada la acusación contra el presunto culpable, se señala fecha y hora para la vista del juicio oral, que se comunica a todos los intervinientes, los cuales tienen obligación legal de acudir.

Comienza con las declaraciones del denunciado o acusado, posteriormente del denunciante o perjudicado. Las argumentaciones de cada uno de ellos se intentan probar mediante testigos, si los hubiere, documentos, pruebas periciales, técnicas, médicas forenses, etc., transcurrido lo cual, el fiscal y los abogados de las partes efectúan oralmente un resumen de las pruebas (discurso conocido como informe) en el que se recuerda al Juzgado y al Tribunal las peticiones de condena o absolución, en su caso, quedando el juicio visto para sentencia.

¿Cómo se desarrolla un juicio contencioso-administrativo?

Básicamente como el juicio civil, con la peculiaridad de que a la Administración le defienden sus propios abogados, y la tramitación que, también como el juicio civil, es por escrito, se lleva a cabo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

¿Cómo se desarrolla un juicio laboral?

Una vez presentada la demanda ante el juzgado de lo social, éste cita al demandante y al demandado, señalando el día y la hora en que se celebrará el juicio, que también es oral y público. Las partes deberán acudir con todas las pruebas que justifiquen sus pretensiones (contratos laborales, hojas de salarios, testigos, peritos, etc.), que se presentarán ante el juez, quien tras el estudio de todas ellas dictará sentencia.

Si no se está de acuerdo con la sentencia, salvo excepciones, se puede recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia.

¿Quieres saber más sobre  qué clase de juicios hay? En Justizia.net puedes obtener más información.
 

Publicado el 1 de octubre de 2012. Leer más de:   Poder Judicial. 6 comentarios.