Acercando la Justicia a la ciudadanía

Sabías que...

¿Estoy prevaricando o soy un abusón?

¿Estoy prevaricando o soy un abusón?

La prevaricación es un delito castigado por el Código penal que se da cuando una autoridad judicial o un funcionario público dicta una resolución a sabiendas de que es injusta.

Es lo que se conoce como un abuso de autoridad.

  • Si en la reunión de la comunidad, tu vecino convence al resto de inquilinos para negarte el permiso para cerrar el balcón porque no le caes bien, eso es ser un abusón
  • Si resulta que tu vecino es también concejal del pueblo y te niega en el ayuntamiento el permiso de obras porque sigues sin caerle bien, además de ser un abusón está prevaricando.

Recuerda: Sólo se puede acusar a una autoridad, un juez o un funcionario, de prevaricar. Por el contrario, el ciudadano de a pie como mucho lo que puede hacer es abusar, pero nunca se podrá decir que ha prevaricado.

Publicado el 8 de enero de 2014. Leer más de:   Sabías que.... ¡Añade un comentario!.

Con alevosía y ensañamiento

Con alevosía y ensañamiento

La alevosía y el ensañamiento tienen en común que son agravantes de la pena que se impone a la persona que ha cometido un homicidio. Es decir, si se comete un asesinato el castigo puede ser aún mayor si encima se lleva a cabo con alevosía o ensañamiento.

  • Se puede asesinar al jefe echándole veneno en el café todas las mañanas; eso sería un asesinato con la agravante de alevosía. Porque la muerte se produce sin que se entere ni se pueda defender.
  • Si el jefe aparece con 30 puñaladas en su cuerpo, pero sólo dos de ellas podrían haberle causado la muerte, eso es un asesinato con la agravante de ensañamiento. Porque el asesino ha aumentado de manera innecesaria el dolor de la víctima antes de matarla.

¡Recuerda! No es lo mismo matar a una persona que hacerlo además con alevosía o con ensañamiento. En el mundo jurídico, ensañarse con la víctima o no permitir que se defienda es considerado un agravante y esto conlleva que la condena que se imponga sea mayor.

Publicado el 13 de diciembre de 2013. Leer más de:   Sabías que.... ¡Añade un comentario!.